Etiqueta: gamming

brandinge-commercegamingmarketing digitalredes sociales

El mundo digital se viste de gala estas fiestas

Llegan las fiestas navideñas y con ellas la fiebre por consumir. Las marcas se ‘ponen las pilas’ y concentran sus esfuerzos en realizar campañas de marketing que consigan captar la atención de un consumidor que se muestra muy receptivo durante este periodo. Para muchas empresas, la Navidad representa entre el 20 y el 40% del total de sus ventas anuales, por lo que es importante acertar.

Las tiendas físicas se visten con sus mejores galas para atraer al público y ofrecen multitud de descuentos y ofertas pero, ¿qué pasa en el mundo online?

El marketing online y offline deben ir de la mano. Por ejemplo, durante estas fiestas el consumidor se muestra más sensible, por lo que las campañas de responsabilidad social tienen muy buena acogida. La organización de eventos on y offline con fines sociales para apoyar a los más necesitados, donar parte de las ganancias a alguna ONG y hacer partícipes a los clientes para que puedan hacer contribuciones en las tiendas físicas o incorporando un botón en la tienda online ofrece una imagen muy positiva de una marca y mejora su reputación.

Pero también es importante realizar acciones específicas de marketing digital y aquí, las redes sociales desempeñan un papel fundamental ya que permiten a las marcas llegar a un público muy amplio de forma inmediata y también obtener información sobre los gustos de los usuarios.

Emociones y experiencias únicas

Las claves para captar su atención residen en ser original, apelar a sus emociones y en conseguir crear experiencias únicas para ellos.

En el mundo digital, las marcas también se engalanan para la ocasión y diseñan imágenes con motivos navideños para sus perfiles sociales y para su web.

Algo que funciona muy bien en redes sociales son los concursos temáticos y los sorteos donde los seguidores puedan participar aportando y compartiendo contenido navideño. De este modo se recompensa a los fans al mismo tiempo que ayuda a conseguir nuevos seguidores. También las acciones de gamming o el video marketing están tomando mayor impulso en este periodo.

Tampoco podemos olvidar que uno de los principales motivos por los que los usuarios siguen a las marcas en redes sociales es para beneficiarse de sus promociones a lo largo del año y en estas fechas con mayor motivo.

Por último, pero no menos importante, está el marketing de contenidos cuyo objetivo, más que la compra de productos de una marca, es consolidar la relación con los consumidores. En este sentido, puede resultar interesante ofrecer consejos útiles, información sobre tendencias para el próximo año, resumen de logros, etc.

¡El equipo de Bitaminia+ te desea unas felices fiestas!

 

 

 

brandinggaming

Marketing para niños: un target exigente, frágil y voluble

Si existe un target verdaderamente exigente, complicado, cambiante, pero al mismo tiempo desafiante para tu marca ese es el infantil.

No debemos subestimar el poder de los niños (Power Kids). Los más pequeños tienen un gran poder en la decisión de compra, por ese motivo tu marca debe saber cómo posicionarse para captar su atención y así lograr seguir a su lado a medida que van creciendo, fidelizándolos de por vida.

Un punto clave a tener en cuenta es que sus gustos varían según la edad. Primero copian los gustos de sus mayores pero a medida que crecen también desarrollan sus propias preferencias, se van identificando con ciertas marcas y productos.

Por ello, no debemos meterlos a todos en un único saco sino segmentarlos por franjas de edad. Por ejemplo, si nuestro producto es para niños de cero a tres años, nuestras estrategias de marketing deben dirigirse a los adultos.

En la franja de tres a diez años, tendremos que orientarnos a un doble target de adultos y niños, ya que aquí los menores ya empiezan a ejercer una fuerte influencia en la decisión de compra, para más adelante centrarnos en un mercado preadolescente completamente autónomo a la hora de decidir.

De hecho, en los últimos años parece que los pequeños consumidores están madurando más deprisa y hay estudios que confirman que a partir de los dos años ya son capaces de reconocer algunas marcas.

Otro factor muy destacado en estos consumidores tan especiales es que son muy volubles, sus gustos cambian de un día para otro. Tal y como describe el libro Marketing y niños, publicado por ESIC en 2008, su fidelidad hacia los productos es muy intensa, pero se ciñe a periodos de tiempo muy cortos. Son especialmente permeables a lo nuevo y a los mensajes publicitarios de los medios de comunicación.

El fenómeno de las modas está más que presente en este mercado. Cuando algo está de moda, el niño quiere conseguirlo a toda costa, pero son los padres los que tienen la última palabra.

El marketing online y los niños

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando nos trasladamos a un entorno en el que se encuentran mucho más desprotegidos como es internet?, ¿cuál es el verdadero alcance y los efectos del marketing online entre los más pequeños?

Eso es precisamente lo que se ha analizado en el estudio The impact of marketing through social media, online games and mobile applications on children’s behaviour, que abarcaba ocho países europeos, entre ellos España y que ha sido realizado a instancia de la Comisión Europea.

Para conocer los efectos del marketing online en el mercado infantil, se realizó una encuesta a 6.400 padres de niños de entre 6 y 14 años y 16 focus groups con niños de 11 a 12 años; se analizaron en profundidad los 25 juegos online más populares, incluidos los advergames (creados por empresas para publicitar una marca), y diversas aplicaciones móviles de juegos que se ofrecen en plataformas como Apple iTunes o Google Play.

El trabajo reveló que la mayoría de los padres se preocupan por proteger a sus hijos de los peligros de internet, pero no consideran realmente que el marketing infantil suponga un gran riesgo para ellos. Sin embargo, según las conclusiones del estudio, en general los juegos analizados no incluían medidas de protección adaptadas a la comprensión de los niños.

La publicidad es clave para el negocio de las empresas que diseñan juegos, por lo que la mayoría anima a hacer compras in-app para ampliar la experiencia de los usuarios. Cuando los usuarios son niños, esto resulta realmente peligroso puesto que son especialmente vulnerables al no ser capaces de entender los avisos de pago y comprar sin comprender las consecuencias.

Por todo ello, desde Bitaminia+ instamos a las marcas a que sean responsables y muy conscientes de las particularidades de este mercado infantil.