Etiqueta: ecommerce

brandinge-commercemarketing digital

La mitad de los ingresos del Black Friday proceden ya del e-commerce

Tras un otoño complicado para las marcas de moda, el Black Friday ha llegado como un balón de oxígeno. Esta festividad que comenzó en Estados Unidos un día después del de Acción de Gracias, poco a poco se ha ido extendiendo a otros países.

Las altas temperaturas en España no han animado a los consumidores a comprar abrigos, botas o jerséis, pero con el empujón de este fin de semana en el que los comercios han ofrecido increíbles ofertas, descuentos y promociones, parece que la tendencia empieza a cambiar.

En el Black Friday, antesala de las compras navideñas, que se ha extendido hasta el domingo, los españoles hemos gastado unos 222 euros de media, según los datos del III Observatorio de Black Friday, realizado por Worten y GfK.

Asimismo, un estudio de consumo navideño desarrollado por Deloitte, ha estimado que este año un tercio de las compras navideñas se han realizado este fin de semana, lo que supone un 20% más que en 2016.

Pero el Black Friday no ha venido solo, como dicta la tradición se complementa con el Cyber Monday, una fecha en la que el 40% de los españoles piensa comprar algún artículo electrónico, fundamentalmente online, con un presupuesto medio de 118 euros. Asimismo, se prevé que hoy nos gastaremos un 58% más que cualquier otro inicio de semana.

Crecimiento del mercado online

Son las grandes marcas, como Amazon o Media Markt, las que han sacado más partido al «viernes negro»[.

Aunque tradicionalmente las ventas realizadas en esta fecha siempre se han centrado en las tiendas físicas mientras que las Cyber Monday se orientan más al canal on line, cada vez la línea es más fina y se estima que la mitad de los ingresos obtenidos el Black Friday provienen del e-commerce.

Pero, cuidado, ¡no es oro todo lo que reluce!, y el consumidor debe actual con precaución ante posibles engaños.

Una encuesta realizada por Facua revela que un 83% de los consumidores considera que muchos comercios ofertan descuentos falsos en algunos productos durante esta jornada. En este sentido, la asociación advierte de la picaresca de algunas empresas que en los días previos al Black Friday incrementan el precio de sus productos para después volver a reestablecer su importe original añadiendo un supuesto descuento. De ahí la importancia de comparar precios.

Analítica webbrandingmarketing digitalredes socialesSEO

Habilidades digitales: una ventaja competitiva en el mercado laboral español

En España hay más de 350.000 puestos sin cubrir por falta de expertos con formación digital y se estima que en tres años se necesitarán tres millones de personas que cuenten con dichas competencias.

Es el momento para que los jóvenes españoles se pongan las pilas y se aseguren su futuro en el mercado laboral que estará muy posiblemente relacionado con alguna profesión del entorno digital.

En este sentido, Inesdi Digital Business School ha desarrollado un estudio en el que cada año informa sobre las profesiones digitales más demandadas en España.

El trabajo ha sido realizado a partir del análisis de 283 ofertas de empleo publicadas en Madrid y Barcelona el año pasado e incluye los 25 perfiles más solicitados en el sector y también aporta datos sobre salarios y competencias. En él se pone de manifiesto que el 41% de las ofertas laborales se centra en puestos con una orientación generalista en el campo del marketing digital, seguidos de un 19%.de perfiles relacionados social media, aunque resalta que empieza a producirse un cambio de tendencia hacia una mayor especialización: SEO Specialist, SEM&SEO Specialist o Content Manager.

El Digital Marketing Manager, responsable de definir y ejecutar el plan de marketing digital de la compañía, encabeza la lista desde hace cuatro años acaparando el 31% de las ofertas. Asimismo, es uno de los profesionales digitales mejor retribuidos, con sueldos que oscilan entre los 50.000 y los 120.000 euros.

Le sigue el Community Manager, responsable de la gestión de comunidades y redes sociales, con el 12% de las demandas de empleo. En su caso, el salario puede llegar a bajar hasta los 22.000 euros.

Completa el podio el perfil de Social Media Manager, responsable de la estrategia en redes sociales, al que se refiere el 7% de las solicitudes. Su salario medio se sitúa entre los 27.000 y los 60.000 euros.

El cuarto puesto de la lista lo ocupa el Content Manager, responsable crear y gestionar los contenidos digitales, que reúne un 6% de las ofertas y duplica el resultado del año anterior. Su nivel salarial oscila entre los 25.000 y los 40.000 euros.

Con el mismo porcentaje, el responsable de la estrategia digital o CDO/Digital Manager se coloca por detrás, seguido del eCommerce Manager, puesto relacionado con el 5% de las ofertas analizadas. En ambos puestos el nivel de retribución es muy alto, entre los 80.000 y los 200.000 euros en el caso del primero y entre los 50.000 y los 150.000 euros, en el del segundo.

La demanda de Digital Analysts o responsable de analítica digital sigue creciendo, alcanzando este año el 5%, dada importancia que las empresas están concediendo a la interpretación de los resultados obtenidos por las herramientas de medición online. El salario medio de estos profesionales se sitúa entre los 40.000 y los 60.000 euros.

Por detrás se encuentra el octavo perfil más demandado, el Copywriter o experto en redacción publicitaria digital que acapara un 4% de las ofertas analizadas. Se trata de un perfil muy valorado ya que se ocupa de la creación de contenidos relevantes para las marcas y las aproximan a sus clientes. Sin embargo, su sueldo no supera los 35.000 euros, pudiendo bajar hasta los 25.000.

Cierran la lista de los top 10 el experto en SEO y en SEO y SEM, perfiles relacionados con el 4% respectivamente de los trabajos ofertados en el ámbito digital. Sus salarios varían entre los 25.000 y los 45.000 euros.

Poca formación, competencias y recursos

Queda patente que hoy en día contar con conocimientos en el ámbito digital supone una gran ventaja competitiva en el mercado laboral.

El problema es que la universidad no sigue el ritmo a esta transformación vertiginosa y no termina de adaptar sus planes de estudio a las exigencias del mercado laboral. A esto se le suma que actualmente uno de cada dos trabajadores de nuestro país confiesa que necesita mejorar sus habilidades digitales mientras que dicho porcentaje en nuestros vecinos europeos ronda el 35%. Aún estamos más lejos de Estados Unidos que cuenta con 800.000 expertos digitales más que en Europa.

Además, ya señalábamos en nuestro post Las empresas españolas aprueban en SEO y analítica web y suspenden en redes sociales y marketing digital que las compañías españolas no destinan recursos suficientes a su estrategia digital a pesar de ser un área fundamental para el desarrollo del negocio.

La banca, junto a las compañías de telecomunicaciones y las de seguros, son los sectores que más rápidamente se han puesto al día mientras que el transporte, el turismo, el gran consumo y la salud son los más rezagados.

Según un estudio de Aenoa, tal sólo el 40% de las empresas españolas se encuentran en un proceso de transformación digital, especialmente en los sectores económicos antes mencionados junto con los servicios, la consultoría y energía.

Sin embargo, poco a poco la robótica, la inteligencia artificial, la impresión en 3D o el Big data se van imponiendo en diversos sectores y, tal y como revela este trabajo, muy pronto será común la utilización de realidad virtual y aumentada en el día a día. Por eso, las empresas incorporan cada vez más estas tecnologías a sus estrategias digitales.

Por otro lado, si hay que señalar las tres ramas del Marketing Digital en las que más se están centrando las empresas españolas serían, sin duda, el SEO, ya que conseguir un buen posicionamiento de la página web conlleva una mayor presencia online y posibilidad de vender los productos o servicios que ofrecen; el Inbound Marketing, una técnica no invasiva para el usuario y que aporta contenido de valor para las marcas; y las apps, para dar servicio a los consumidores que comprar desde sus dispositivos móviles.

Si algo está claro es que necesitamos un cambio de mentalidad tanto en el ámbito de la formación de los profesionales del futuro como por parte de las marcas en su adaptación a un entorno digital que ya forma parte del presente.